Bodega Chakana, una viticultura del futuro

Una viticultura para el futuro, de mínima intervención, apostando a la obtención de certificaciones y afianzando relaciones y alianzas.

Chakana, desde el año 2012, inició un trabajo de recuperación y manutención de la armonía de sus suelos trabajando en la transición a una viticultura orgánica/biodinámica de cultivo para todas sus fincas.

En ese recorrido, la bodega certificó su producción como orgánica a través de la organización LETIS, con su programa SUE de aplicación nacional y equivalente a la Unión Europea, y de USDA, bajo la Norma NOP (Programa Orgánico Nacional) para Estados Unidos.

Chakana es una de las pocas bodegas latinoamericanas que, desde 2018, cuenta con el aval de la certificadora orgánica brasilera IBD para ese mercado.

La certificación orgánica indica que los vinos provienen de un sistema de producción mediante el manejo racional de los recursos naturales y sin la utilización de productos de síntesis química, obteniendo uvas sanas y de calidad, manteniendo o incrementando la fertilidad del suelo y la biodiversidad biológica.

En 2016, Demeter, la organización responsable del control y promoción de los productos de la agricultura biodinámica, otorgó su certificado para la bodega, los viñedos y vinos provenientes de la Finca Nuna (80 hectáreas), ubicada en Agrelo.

En este 2021 la bodega ingresará su Finca Los Cedros, ubicados en Paraje Altamira, a la certificación con el seguimiento de Demeter.

Bodega Chakana cuenta con el sello For Life de Responsabilidad Social Empresaria, promoviendo la sustentabilidad, las condiciones de trabajo justas, la transparencia y la mejora social en el lugar de trabajo.

The Vegan Society, fundada en 1944 en el Reino Unido, certificó que la bodega no utiliza sustancias procedentes de animales durante el proceso de elaboración (en particular durante la clarificación de los vinos). Chakana realiza la clarificación a partir de la decantación natural y se tolerando turbiedades un poco más elevadas como una condición natural y protectora del producto.

La bodega también es NON-GMO, es decir, libre de organismos genéticamente modificados, conocidos como transgénicos. En el vino esto sucede habitualmente con las levaduras, modificadas para lograr el desarrollo de aromas o sabores determinados. Chakana trabaja con fermentaciones espontáneas, donde las levaduras son nativas, naturalmente presentes en la uva.

El conjunto de estos avales colaboran a la identidad de Chakana y su fortalecimiento en el mercado externo, que representa el 70% del volumen de la bodega, con exportaciones regulares a 32 países.

Los vínculos y asociaciones también forman parte de la identidad y filosofía de Bodega Chakana, como fundadora y/o promotora. Como PIPA (Productores Independientes de Paraje Altamira) que nuclea a pequeñas bodegas con el objetivo de difundir y valorizar los vinos de la IG Paraje Altamira, con una identidad propia como un puente hacia la diversidad y originalidad de la producción de vinos del país.

Los métodos agrícolas, orgánicos y biodinámicos, bajo las distintas certificaciones que guían y avalan, son la mejor garantía para los consumidores de la filosofía Chakana.

2021-02-24T23:29:28+00:00